CAMINANDO PASO A PASO

domingo, 21 de febrero de 2010

Ruta Arqueológica de La Cabruñana


Este fin de semana hemos realizado una ruta por el patrimonio arqueologico de Grado situado en el Alto de La Cabruñana, una ruta de unos 5 km que Alberto a aumentado un poco mas.
Madrugamos y bien temprano dejamos el coche en el alto en el aparcamiento de uno de los establecimientos que allí hay.Comenzamos a caminar siguiendo las indicaciones para dirigirnos hacia el Castiello´l Pedreo pero nos encontramos el camino cerrado de alta vegetacion y dado que estos dia a llovido mucho optamos por dar la
vuelta y siguiendo el letrero que se dirige a la Cueña (P.R.-AS 127), y, por una pista asfaltada, en poco más de un kilómetro llegamos hasta el área recreativa de la Cueña.
Situada en el lado derecho del camino, en el izquierdo podemos ver una serie de nueve túmulos, que se distinguen por su perfil cóncavo, abombado, y ahora cubierto por la vegetación (además de construir deberían pensar en el mantenimiento y la limpieza). Son monumentos de carácter funerario que suelen albergar una cámara sepulcral. Su cronología va desde el Neolítico hasta la Edad del Bronce
A la derecha parte el camino hacia el Castiello’l Pedreo, que, situado a unos 500 metros de distancia, cae sobre el valle de Cabruñana mirando a Grado que optamos por no acercarno dado lo mal que está el camino, ascendemos siguiendo el sendero en busca del Llano las Ayalgas, otra necrópolis tumular situada cerca de los repetidores. Son cuatro, forman un pequeño cementerio, aunque otros autores dan una explicación de marcadores territoriales, que generalmente se sitúan en zonas dominantes y lugares destacados.
Pasamos el camino del repetidor y nos dirigimos por una pista llegamos atravesando el barrio del Casorio a La Cava donde paramos en una ermita donada por los emigrantes a la republica dominicana donde hacemos un alto para reponer fuerzas y seguir hacia La Mortera, el Otero, Eiros y pasar al lado de la ermita de Sta Tecla donde tomamos un camino que nos llevara de vuelta a el Alto de la Cabruñana donde cruzando la carretera nos dirigimos hacia el cementerio, donde dentro
del mismo se encuentra lo que resta de la iglesia parroquial de Santa María Magdalena, su cabecera, que todavía atesora unas perdidas pinturas murales de Edad Moderna (XVI-XVII) con las figuras de los apóstoles, el arcángel San Miguel, los cuatro evangelistas y la figura del Señor. Otro elemento arqueológico desaparecido poco antes de la guerra civil fue la malatería de La Cabruñana, situada al sudeste del cementerio. Se le cita en el siglo XIII, y su fundación pudo ser anterior. Tenía como función alojar y cuidar a los enfermos que transitaban por estos caminos tan peligrosos, entre ellos el de Santiago, que pasaba por las cercanías.
Dando aqui por finalizada nuestra entretenida ruta de hoy.

Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal